¿Qué nos depara el 2020?

A trece días del comienzo de este nuevo año 2020 han pasado miles de cosas en mi país como en el mundo.

Bueno en honor a la verdad en mi país solo ha pasado una cosa y esa misma cosa se repite a diario. El país está temblando, literalmente. Comenzamos este año lleno de pequeños temblores, pero ese del 7 de enero a las 4 y algo de la mañana nos ha trastocado a todos. A unos más que a otros, pero a todo el país. Están los que lo perdieron todo (estamos trabajando para que los damnificados puedan restablecerse lo más pronto posible) y los que (como esta servidora) solo nos dejó en estado de ansiedad y nervios permanente.

Otra cosa que este año nos trajo fueron los rumores de guerra y es en este momento en que uno dice este año llegó con esteroides o qué.

Pero a pesar de todo lo que esta pasando en mi país y en todo el mundo, puedo decir que la lectura es el mejor calmante que pueda existir. Me ha ayudado a canalizar mis emociones por todo lo que he estado pasando. Me distrae y no me hace pensar tanto en todo lo malo que puede pasar.

El año pasado estuve demasiado ocupada y sin muchas ganas de leer.

Entre el trabajo y los estudios no encontraba qué leer. Tiempo sé que tuve, pero ganas me faltaron. Tuve de esos momentos en el que ni tu libro favorito te llama la atención.

A principios de año leí bastante y fueron buenos libros, pero a medida que pasaba el año se me hacía difícil comenzar un libro nuevo. Nada me interesaba, solo leí libros que ya había leído (de esos que te sabes los diálogos de memorias porque los has leído más de mil veces).

No voy a decir que comencé el año diferente, porque les estaría mintiendo. Comencé el año releyendo historias que me encantan y es que encuentro riquísimo volver a leer esas historias que me hicieron suspirar y saber que todavía lo logran.

Creo que la próxima entrada será “Los libros que más releo”, creo que será entretenido poner en orden del más releído al menos y creo que también será una lista muy larga. Veremos a ver como sale.

Este año no prometeré nada para el blog y sus redes porque ya llevo años diciendo cosas que voy a hacer y no hago. Así que este año me reservo lo que espero hacer, pero trataré de crear un poco más de contenido. Encuentro mi blog un escape para el estrés y una forma de compartir mi amor por los libros.

Les deseo a todos un año 2020 llenos de grandes lecturas y cosas buenas.

Ya les contaré las mías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .